Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Preparación Física
20 de Agosto de 2001

Dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía "AGUJETAS"

Por Oscar Ballarín Plana - 
- Página 1 de 2 -

En este artículo vamos a tratar una afección muy común entre todos los deportistas, pues muchos las habrán padecido en algún momento de vuestra vida deportiva: las "agujetas".

 

¿Qué son las "agujetas"?

Con el término "agujetas" se define a la aparición de molestias dolorosas de localización musculotendinosa, a las 24 - 48 horas de haber realizado un ejercicio intenso o prolongado, que en principio supera nuestra capacidad física en ese momento.

Hemos visto que la localización es musculotendinosa, ahora bien, se han estudiado distintas localizaciones dentro del músculo, siendo las dos más frecuentes bien en la parte central del cuerpo muscular, bien en la zona de unión musculotendinosa.

En cuanto a las molestias dolorosas, decir que se distinguen varios aspectos concretos:

  • Dolor muscular tipo "agujetas". Esta sensación va a en aumento durante las siguientes 24 horas, teniendo el punto cénit entre éstas y las 72 horas, y disminuyen tras los 5 - 7 días posteriores al ejercicio.
  • Este dolor existe en movimientos activos, pasivos y a la palpación.
  • Hay rigidez muscular, sensación de tensión y contractura.
  • Disminución de la fuerza inicial (entre un 10 y un 20%), que según autores no se recupera hasta 1 a 4 semanas tras la aparición de las agujetas.
  • Cierta impotencia funcional, condicionado por el hecho de que si durante la tensión realizaras el mismo ejercicio desaparece el dolor pero no se recuperan los valores de fuerza previos a la lesión.

Por lo que respecta a la sensación dolorosa, terminar apuntando que, como toda sensación de este tipo, es un aviso de nuestro organismo, un aviso ante una lesión más grave.

En nuestro caso, nos está avisando de lesiones musculosas más importantes.

Mecanismos lesionales: Etiología

En este apartado vamos a exponer las teorías que intentan explicar el fenómeno de las "agujetas". Algunas han sido desestimadas en posteriores investigaciones pero tuvieron en su día consideración y se aceptaron como válidas.

 

Como siempre, posiblemente una de ellas sea la porcentualmente más importante, pero quizás todas ellas tengan algo que aportar a la explicación final. Así mismo, se expondrán algunos factores concretos que favorecen esta patología musculotendinosa.

  • Acumulación de lactato en el músculo

    Es la teoría más conocida popularmente y una de las primeras que apareció siendo incluso la causa de que reciba el nombre de "agujetas".

    La idea es la sobreproducción de ácido láctico por el ejercicio intenso, cuando se utiliza la glucólisis anaerobia como fuente de apoyo, hace que este se acumule en el músculo, o en su zona musculotendinosa, llegando incluso a cristalizar.

    Dos son los factores que sostienen esta hipótesis: por un lado, el aumento de la acidez local que actuaría como estímulo nocivo de las terminaciones nerviosas sensitivas al dolor, hecho comprobado, y, por otro, que el dolor sería debido a las múltiples microlesiones que producirían sobre el músculo los pequeños cristales de lactato (el ácido láctico rápidamente se convierte en lactato). Estos cristales desaparecerían al fundirse por acción del aumento de la temperatura y a la acción de arrastre por incremento del flujo sanguíneo. Con ello, desaparecerá, a su vez, esta acción nociva de carácter eminentemente mecánico.

    De esta manera, parece sencillo defender las razones en las que se basa la teoría expuesta. De una parte está la causa que produce el dolor: los microcristales; de otra parte, el porqué este es tardío: ya que se cristaliza tardíamente; y, finalmente, la razón por la que desaparece al realizar un nuevo ejercicio: los cristales se diluyen.

    Esta teoría ha quedado desestimada totalmente por recientes investigaciones.

    Sabemos que no es preciso realizar un trabajo muscular dentro de los límites anaeróbicos para que aparezcan este tipo de molestias. Así, las contracciones de carácter excéntrico, que son las que mayores molestias de estas características producen, tienen un bajo grado energético, con la consiguiente poca producción de lactato. Además el lactato que se produce por el metabolismo muscular anaeróbico es reutilizado rápidamente, durante el reposo, por el sistema nervioso y los tejidos parenquimatosos (incluido el músculo), ya que a fin de cuentas, es un hidrato de carbono. Su acumulación, por lo tanto, no se puede considerar significativo después de los 30 minutos de terminar un ejercicio.

    Tampoco la biopsia muscular ha podido observar nunca la presencia de los supuestos cristales, ni inminentemente después de terminado el ejercicio, ni a las 24, 48 ó 72 horas.

    Y, como punto final, los individuos con enfermedad de Mcardle, que no pueden producir ácido láctico por deficiencia de una enzima, presentan el mismo tipo de molestias con una evolución similar a la de los individuos normales.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.