POLÍTICA DE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
«Portada
«Preparación Física
14 de Enero de 2003

Prevención sobre la nieve

Por  - 
- Página 1 de 2 -

Las lesiones deportivas durante la práctica del esquí se deben a ¿Accidentes? en algunos casos, ¿no deberíamos hablar de irresponsabilidad? La prevención sobre la nievbe comienza por asumir nuestro nivel deportivo, las demás personas que se encuentran a nuestro alrededor y, sobre todo, nuestras características y condiciones físicas, que pueden predisponernos a sufrir ciertos problemas.

 
Es necesario tener una adecuada preparación física y adecuar las cargas deportivas a vuestro nivel físico 

En casi todos los artículos que sobre fisioterapia se han publicado hasta la fecha en esta sección, se ha abordado el aspecto terapéutico. Fundamentalmente tras la aparición de una lesión cualquiera. Es decir, que suponemos una lesión, o una situación pre-lesiva, y actuamos o acometemos el proceso terapéutico (podemos decir “recuperador”) en base a ese supuesto.
Quizás, a nivel deportivo, las personas no suelen hacer caso a algunos aspectos preventivos, y no queremos oír hablar de lesiones, problemas de salud...ni de lejos.
“Si ha de llegar, ya veremos entonces”, parece ser nuestro pensamiento interno.
Bien es sabido que normalmente, las lesiones, conllevan la suspensión de la práctica deportiva que tanto nos gusta, y es posible que esto no sea de nuestro agrado.
Pero también es cierto que a nivel personal, deberíamos hacer un pequeño esfuerzo por tomar una posición más activa en nuestra propia salud, y esto empieza por ser más conscientes de nuestra responsabilidad en este sentido.

Con este artículo, la única pretensión que tengo es la de contribuir a esa práctica deportiva más saludable que tanto predicamos en esta sección de preparación física...y busco el mejor aliado que podemos tener: cada uno de vosotros consigo mismo.
Es ilógico pensar que todos los accidentes son eso: accidentes; y bien es cierto que hay un porcentaje de todas las lesiones que se puedan producir en la práctica del esquí, que no son, tanto “accidentes”, como “imprudencias”. Hay una enorme diferencia.
Además, quizás habría que pensar en que algunos de estos problemas de salud (por llamarlos de alguna manera), pueden ir apareciendo aún cuando realicemos más o menos correctamente el deporte de la nieve, y que no son más que la consecuencia lógica de toda práctica deportiva inadecuada o más bien mal entendida.

 
Cualquier práctica deportiva más allá del mero disfrute debería conllevar un estudio previo de la persona en cuanto a que predisposición patológica puede tener 

Me explico: en mi opinión, cualquier práctica deportiva que pase del mero disfrute deportivo...y hay mucha gente que se toma cualquier deporte como una final olímpica, debería conllevar un previo estudio de la persona en cuanto a que predisposición patológica puede tener, es decir, que es lo que puede pasar conmigo si hago esquí, o en qué tengo hacer más o menos hincapié para que mi cuerpo pueda sacar el mejor provecho a este deporte. Es posible que la forma de mis rodillas, o lesiones previas, favorezca las lesiones de ligamentos que tan frecuentes son en la práctica del esquí (o viceversa, que sea el propio deporte quien veamos como causa). Habrá que pensar en alguna solución o prevención ¿no?.

Y por supuesto, no hablo, cuando me refiero a imprudencias, a correr mucho, o no llevar casco, o salirnos fuera de pistas por una zona con peligro de avalanchas. Al menos no me refiero sólo a esto, sino que el hablar de imprudencias, o “comportamientos inadecuados”, comprende situaciones como no calentar previamente a la actividad, no hidratarse correctamente, llevar un material en mal estado, desconocer las pautas de comportamiento en las estaciones, o las pautas ante un accidente. Incluso no respetar al resto de usuarios. He visto romper una cadera por un desequilibrio en una cola de un arrastre, al pretender otra persona ganar algunos puestos.

En este sentido deberíamos empezar a centrar el tema haciendo una primera gran distinción: las pautas preventivas que hagamos con nosotros mismos, y las pautas de prevención hacia terceras personas.
Dos grandes grupos de actitudes que vamos a abordar, aunque solamente sea a nivel esquemático, pues hay algunos de ellos que verdaderamente van a permitirnos dedicar un artículo enteramente para profundizar un poco más.

Pal- Arinsal 
Nuestro comportamiento en las pistas respecto a terceras personas debe regirse por el sentido común y la educación. 

-Respecto a las actuaciones, o pautas preventivas que debemos considerar hacia nosotros mismos, también hay varios apartados donde podemos (y debemos) plantearnos un cambio de comportamiento, si es que no lo hemos hecho ya.
Tres, sobre todo: en lo que atañe a la actividad del esquí como deporte, en lo que atañe al medio y material, y en lo que se refiere a nuestra propia persona con sus particularidades y características personales.

-Respecto a las pautas hacia terceras personas, realmente es el sentido común y la educación quienes gobiernan este apartado, y el pensamiento de que debemos pensar en que no todos somos ni esquiamos igual, y que es bueno ponerse en la situación del otro u otros esquiadores. Las normas de actuación que dictan las propias estaciones, junto a los consejos de los profesionales que en ellas desarrollan su actividad profesional, unido a la madurez del deportista son aspectos más que suficientes en los que basar un esquí exento de daño hacia terceras personas.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »

Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.