Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Blog de Montaña

27 de Septiembre de 2022

Sasha DiGiulian y Matilda Söderlund, 1ª repetición Rayu, Peña Santa de Castilla, 8c, 600m

0
Una cordada enteramente femenina, formada por Sasha DiGiulian, Matilda Söderlund y Brette Harrington, ha conseguido la 1ª repetición de Rayu, la vía de Peña Santa de 600 metros y 8c abierta por los hermanos Pou y Kiko Cerdá en Peña Santa.
Sasha DiGiulian, Matil Söderlund y Brette Harrington, en Rayu. Foto: RedbullContentPool
Sasha DiGiulian, Matil Söderlund y Brette Harrington, en Rayu. Foto: RedbullContentPool
“El último largo de 8c fue una locura total”, afirma Sasha DiGiulian, tras conseguir la 1ª repetición de Rayu, un 8c de 600 metros abierto por los hermanos Pou y Kiko Cerdá en Peña Santa de Castilla (2.595m) en 2020, tras 5 semanas de duro trabajo.
Rayu, en el croquis de los hermanos Pou. Foto: hermanos Pou
Rayu, en el croquis de los hermanos Pou. Foto: hermanos Pou
Ya lo avisaron los Pou tras su apertura, y su pronóstico se cumple: ”Esta ruta va a pasar a ser una de las mejores de nuestra carrera. Tiene una dificultad muy alta a nivel internacional y es muy bonita. Con el prestigio que tenemos estamos seguros de que muchas de las mejores cordadas del mundo se medirán con esta vía”.
Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Una vía muy compleja, no solo por la gran dificultad, sino porque en su mayor parte hay que asegurarla con seguros flotantes. Una escalada clásica con distancia de big wall y 8c de grado, en la cual es mejor no caerse en la mayor parte de la misma. “La primera parte consta de 7 largos, unos 300 metros, con dificultades de hasta 7b, pero la mayoría no tienen seguros expansivos, o solo uno o dos en alguna placa, con lo que física y psicológicamente hay que esforzarse al máximo, porque las caídas son potencialmente muy peligrosas”, explicaba Eneko Pou.

Es la segunda parte en donde se concentran las mayores dificultades, con otros 7 largos -otros 300 metros aproximadamente-, muy verticales, sin puntos de reposo, con dificultades mantenidas en el 7º grado hasta el largo clave de 8c. Como en la primera parte, los seguros fijos escasean y hay que asegurar, principalmente, con friends y fisureros.

Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
DiGiulian confiesa que, además de a su habitual compañera Emily Harrintong, llamó a Söderlund tanto por su larga ya amistad como por su capacidad de escalar noveno grado con aparente facilidad. A pesar de que ya hace una década desde que participaban juntas en la Copa del Mundo de Escalada, es la primera vez que realizan juntas un proyecto de esta envergadura, una verdadera expedición en el corazón de los Picos de Europa.

Y es que lo remoto de esta pared hace que su escalada deba entenderse, efectivamente, como una expedición, con un pequeño campo base a pie de montaña.

Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Primero fueron DiGiulian y Söderlund quienes, el 12 de septiembre, consiguieron poner el punto rojo a Rayu. Pero decidieron que iban a seguir apoyando a muerte a su compañera, hasta que ella también superara la vía, especialmente el largo de 8c, así que volvieron a la pared, y entre el 16 y el 22 Harrintong lo intento con su apoyo, sin conseguirlo. “Realicé casi 12 intentos, pero siempre caía en el mismo punto”.

“Ha sido impresionante como hemos sido capaces de gestionar la aventura de los duros largos de escalada clásica como equipo”, comenta Söderlund. “Además, en este terreno están los problemas de la roca suelta. Yo solté un bloque que casi golpeó a Sasha. Luego está el problema de la dificultad de colocar cacharros en placa. Por suerte, no tuvimos grandes caídas”.

Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
Sasha DiGiulian en Rayu. Foto: RedBullContentPool
A todo esto hay que añadir el cambiante tiempo del comienzo de otoño en la zona: “A veces estábamos envueltas en niebla, otros días llovía, y luego las tormentas, por todos los lados, cargadas de rayos, que aquí llaman "chubascos" (en castellano en el original).

Y sí, tras la experiencia, volverán a formar equipo “La escalada libre en big wall nos recuerda lo que somos capaces de hacer los humanos, y nosotras nos hemos completado verdaderamente bien. Ya estamos hablando de nuevos proyectos juntas”.

Tags:
Escalada clásica Picos de Europa

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.