Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Noticias
03 de Octubre de 2019

Huayhuash: Nueva ruta en el Siulá Grande, 6.354m

Por Barrabes - 0

Arista cimera del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
Arista cimera del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

El Siulá Grande, de 6.354m, es con seguridad la montaña más legendaria de la Cordillera Huayhuash, y una de las más emblemáticas de Perú. Parte de la responsabilidad en su fama recae en su propia belleza y dificultad, parte en la obra de Joe Simpson “Touching the void”.

No es habitual una apertura en el Siulá Grande, que sigue teniendo grandes posibilidades, con enormes zonas vírgenes. Como la que han aprovechado Nathan Heald, Luis Crispín, Thomas Schilter, Artu Pylkkanen y Benjamin Billet para su escalada: una gran pirámide de hielo en la cara SSE, intransitada hasta la fecha.

Quizás la mejor actividad de Perú de esta temporada, que también supuso la primera cima peruana a tan emblemático pico.

Informa desde Huaraz:
Sergio Ramírez Carrascal
nuestramontana.com/aconcagua-2020.html
instagram.com/nuestramontana_peru
Fuente de información y comunicación personal: Nathan Heald.

Rutas en cara Sur de Siulá Grande. Peruana Supreme, en rojo
Rutas en cara Sur de Siulá Grande. Peruana Supreme, en rojo

Peruana Supreme. Nueva ruta en la cara SSE del Siulá Grande

Sobre la cara sur sur este del Siulá grande (6354m), se erige una pirámide perfecta de hielo que observé muchos años atrás mientras exploraba las aristas que unen el paso Siulá y el paso Carnicero, en la cordillera de Huayhuash.

Investigando lo que pude, no encontré registro de ruta en esa cara, pero si en esa vertiente (Baheler, Défago, Shaffer, 1981) y en la misma cara sur (Burbee, Frimer, vander Spek, 2001).

Conversé con algunos escaladores que buscan este tipo de rutas y dificultad hasta que Nathan Heald (USA, afincado en Cusco) se propuso alcanzar la cima de esta mítica montaña por esa cara junto a sus compañeros de expedición, Luis Crispín (Cusco, Primer peruano en el Salkantay – además escaló con Heald la cara oeste del Yerupajá en 2014), Thomas Schilter (Cusco) quien a sus 16 años ya ha escalado el Ausangate y Salkantay, Arttu Pylkkanen ( Finlandia ) y Benjamin Billet (Francia)

Aprovechando las fotos que tomó Billet durante un trekking de aclimatación, reconocen que la pared está limpia de seracs y la saliente no tenía conrnisas expuestas. Ponen sus ojos también en la ruta Catalana (1963, Anglada, Pons, Muñoz) por donde hace 2 años una pareja de norteamericanos (Zimermann) alcanzan la cumbre reportando unas condiciones inmejorables en esa pared. El equipo prefiere ir a lo desconocido.

Pylkkanen, Billet y Heald formarían una cordada, mientras que Luis Crispin y Thomas Schilter serían la otra.

La cordada peruana de Luis Crispín y Thomas Schilter, en la pared del Siula. Foto: Nathan Heald
La cordada peruana de Luis Crispín y Thomas Schilter, en la pared del Siula. Foto: Nathan Heald

Salen el 22 de Junio desde Huaraz hasta el poblado de Queropalca, enclavado en la zona este de la cordillera y con vista privilegiada precisamente al Siulá Grande.

Tras alcanzar la laguna Carhuacocha (4130 m) avanzan hasta la entrada del sub valle y realizan su campamento en esa zona ya que los pobladores locales no les permiten alcanzar la laguna Quesillococha, que es un lugar más apropiado para montar el campo base para esta montaña. Esa misma tarde se ponen en marcha y llevan algunas cosas al glaciar.

El 24, convencidos que alcanzarían la zona superior del caótico glaciar esa tarde, ingresan al mismo y les toma muchas horas cruzar el glaciar lleno de seracs y grietas, por lo que deciden acampar bajo un gran bloque de hielo que los protegía de cualquier cosa que pudiera caer de arriba.

Campo 1 del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
Campo 1 del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

El 25 de Julio alcanzan temprano el campo 1 a 5400 m. sobre la meseta glaciar y les da tiempo de descansar e hidratarse los suficiente para el día de cima.

Held comenta: ”El único obstáculo verdadero era una gran grieta que corría a lo ancho de un campo de escombros en la base de la cara norte del Carnicero. Toda el área estaba expuesta a la caída de rocas y nos apresuramos en atravesarlo lo más rápido posible, aunque nada nos cayó de encima."

A la media noche del 26 de junio inician el ascenso encontrando mucha nieve suelta en roca escarpada al lado izquierdo de la pared, tuvieron que rodear la rimaya y alcanzar la base de la pared. Les esperaban 800 metros de escalada pura y técnica entre 60-70° hasta alcanzar la cresta sur este que finalmente consiguen pero con nubes alrededor, aún asi logran ver la cara norte del Carnicero y las montañas de la cordillera Raura, todo un espectáculo.

Alcanzan la cresta casi acabando la mañana y descansan un poco. Las fotos que tenían del lugar donde estaban les vislumbraron un acceso tranquilo a la cumbre, pero no contaban con encontrar una grieta oculta que atravesaba toda la cara este, negándoles el acceso. Arttu pudo escalar una cornisa vertical y expuesta para arrastrarse por nieve suelta y alcanzar la parte superior de la cresta ya mas ancha.

En los largos finales del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
En los largos finales del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

Heald relata: “Cuando las nubes comenzaron a cubrir el flanco oriental de la montaña, el sol se ponía cada vez más bajo en el cielo occidental, sabíamos que si íbamos a la cumbre tendríamos un largo descenso en la oscuridad, pero al estar tan cerca no podríamos rendirnos …”

Les quedaba un último obstáculo técnico, el hombro somital de unos 100 metros (WI3) que les pondría en la cresta cimera.

Llegando a cumbre en el Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
Llegando a cumbre en el Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

El grupo al completo atraviesa esta expuesta zona y alcanzan la cumbre a las 4:30pm. Sabían que era tarde, no lo pensaron y se quedaron media hora disfrutando la cumbre.

El grupo en la cumbre del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
El grupo en la cumbre del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

Luís Crispín y Thomas Schilter, primeros peruanos en la cumbre del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald
Luís Crispín y Thomas Schilter, primeros peruanos en la cumbre del Siulá Grande. Foto: Nathan Heald

Empieza el arriesgado descenso al lejano campo base. Heald relata: “Usando una estaca como hombre muerto para descender la cresta, volvimos a la parte superior de la pared, justo cuando la luz del día desapareció, fui primero a colocar los anclajes cuando comenzamos nuestro descenso a la oscuridad. A mitad de los 17 rápeles estaba muy deshidratado y vomitando bilis. Luis se hizo cargo por un tiempo mientras yo podía colgarme de una estaca y comer nieve para poner un poco de líquido en mi garganta reseca. Después de algunos rápeles reviví lo suficiente como para terminar el resto de los rápeles que no parecían terminar. Cuando finalmente llegamos a la rimaya, clavé nuestra mejor estaca y salté 10 metros hacia el glaciar.”

Durante el descenso: Foto: Nathan Heald
Durante el descenso: Foto: Nathan Heald

Alcanzan el campo 1 a las 3:30am del 27 de Julio, nada menos que 27 horas después de que se fueron. Dormir no era opción ya que debían bajar la cascada de hielo que al calentar con el sol se haría una trampa muy peligrosa para salir por la tarde. Tras unos sustos de caídas de bloques, puentes rotos y saltar sobre ellos luego de tirar las mochilas, alcanzan el campo base a las 7:30 de la noche, casi dos días non-stop después de abandonarlo.

Para todo el grupo ha significado un importante logro, primero por tratarse de una montaña tan emblemática como el Siulá Grande ( Tocando el vacío, Joe Simpson), y segundo por que cada quien ha firmado un reto muy personal: Schilter y Crispín son los primeros peruanos en hacer cumbre y registrar el ascenso a esta montaña, Pylkkanen, el primer finladés, Billot no es el primer francés pero luego de recuperarse de unas secuelas sufridas durante un ascenso en los Himalayas resulta muy meritorio este ascenso. Para Heald significa la octava cumbre de más de 6 mil metros en su reto de conquistar las 10 montañas más altas del Perú.

Datos técnicos de la ruta:

  • Siula Grande
  • Cara S/SE, "Peruana Supreme" (1000m, TD, AI4)
  • Equipo: cada equipo de cuerda tenía 2 cuerdas gemelas de 60 m, 8 tornillos para hielo y 6 estacas para nieve
  • 26 de junio de 2019
  • Tags:
    Andes Perú Huayhuash Siulá Grande Alpinismo

    Comentarios

    Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
    No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.