Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Noticias
15 de Enero de 2019

Simone Moro, a por el Manaslu invernal junto a Pemba Gelje Sherpa

Por Barrabes - 0

Campo base de Simone Moro y Pemba Gelje Sherpa en el Manaslu esta mañana. Foto: Simone Moro
Campo base de Simone Moro y Pemba Gelje Sherpa en el Manaslu esta mañana. Foto: Simone Moro

El alpinista italiano Simone Moro acaba de llegar al campo base invernal del Manaslu, junto a su compañero de escalada, el nepalés Pemba Gelje Sherpa, para intentar alcanzar los 8.163m de la cumbre de esta montaña, la octava más alta del planeta.

Ambos han estado aclimatando en el valle del Khumbu, pero habrá que ver hasta que punto: pensaban ascender y descender 3 veces el Mera Peak (6.467m), pasando 3 noches en su cumbre, pero finalmente las condiciones meteorológicas solo les han permitido una cima y una noche a 5.800m.

Simone Moro y Pemba Gelje Sherpa, en la cima del Mera Peak hace unos días. Foto: Simone Moro
Simone Moro y Pemba Gyalje Sherpa, en la cima del Mera Peak hace unos días. Foto: Simone Moro

Hoy han llegado al campo base del Manaslu, y según Simone Moro, “las condiciones son muy buenas, mucho mejores que en 2015. Por supuesto, hace frío...-25ºC”.

Van en estilo ligero, a través de la vía normal, y sin oxígeno. Debido a la gran cantidad de nieve, que impide el paso de los porteadores en la larga aproximación, han volado en helicóptero hasta el campo base.

¿Ha sido realmente escalado el Manaslu en invierno?


Es la segunda vez que el italiano intenta esta montaña durante la estación invernal. En 2015 realizó una expedición junto a Tamara Lunger, de la que tuvieron que ser evacuados tras una impresionante nevada de 5 metros que provoca una gran avalancha que llegó hasta el campo base. Y el motivo de la elección en dos ocasiones del Manaslu no es casual.

El 12 de enero de 1984, los polacos Maciej Berbeka y Ryszard Gajewski hollaban la cumbre de este ochomil. Sin embargo, en los últimos tiempos está habiendo bastante controversia con respecto a lo que debe ser considerado invernal o no en el Himalaya.

Tradicionalmente, solían entenderse como invernales la ascensiones que coincidían con el invierno meteorológico, que comienza el 1 de diciembre y finaliza el 21 de febrero. Pero desde hace unos años las fechas para que el Gobierno de Nepal (no sin sonadas discrepancias, como las que suele provocar con respecto a este tema Denis Urubko) considere una cima como invernal son del 21 de diciembre al 28 de febrero.

Como puede verse, es una especie de decisión salomónica, en la que se eliminan los primeros 20 días del invierno meteorológico (habitualmente más suaves) y los últimos 20 del invierno astronómico (cercana ya la primavera), dejando solo los meses más duros de la estación más fría.

Para que una cumbre sea considerada invernal, todo el trabajo, la cima y el descenso, tienen que ser realizados durante el invierno, y los polacos, a pesar de realizar la cumbre en enero de 1984, comenzaron el trabajo en la montaña mucho antes. El 2 de diciembre llegaban al campo base (esto en si no significa nada, mientras no asciendan ni un metro por la montaña hasta invierno), y para el 21 de diciembre ya habían tirado cuerda hasta el campo 3, a más de 7.000m de altitud.

Así que puede haber quien dude de si, con los parámetros actuales, es o no una verdadera cima invernal. Simone Moro, en su habitual sección de la Gazzetta dello Sport, afirmaba en 2015, antes de partir a su primer intento: "Solo quiero jugar con las nuevas reglas. Como cuando en atletismo cambiaron el centro de gravedad de las jabalinas para acortar los lanzamientos. Nacieron nuevos récords, sin que se vieran afectados los anteriores. En la década de los 80 Nepal consideraba las cimas invernales como realizadas desde el 1 de diciembre hasta el 21 de febrero. Actualmente, con las nuevas reglas, es a partir del 21 de diciembre, y hasta el 28 de febrero.”

Aunque también es verdad que, poco después, sus palabras eran algo diferentes: “Hay que tener en cuenta que, si bien la cima del Manaslu se ha conseguido en invierno, estrictamente la expedición no fue totalmente invernal; mucho antes del 21 de diciembre ya se encontraban en la montaña. El 2 de diciembre ya habían instalado el campo base, y para el 21 de diciembre ya habían instalado el campo 3 a 7.100m. Por lo tanto, no fue una expedición completa de invierno. La primera expedición completa invernal del Manaslu todavía sigue pendiente.”

Sea como sea, Simone Moro y Pemba Gelje Sherpa van a intentar de nuevo esta cumbre en invierno. Ya han llegado al campo base, y como afirma hoy en sus redes sociales Simone “¡¡Que empiece esta aventura!!”

Simone Moro y Pembe Gelje Sherpa, en el lodge de Khare hace unas fechas. Foto: Simone Moro
Simone Moro y Pembe Gelje Sherpa, en el lodge de Khare hace unas fechas. Foto: Simone Moro

Tags:
Simone Moro Pemba Gyalje Sherpa Manaslu Invernal himalaya expediciones

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.