POLÍTICA DE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
«Portada
«Reportajes
26 de Noviembre de 1999

Cómo se construye un telesilla

Por Arancha Vega Rubio - 

Durante cinco meses al año, los que nos gusta esquiar añadimos un medio más de locomoción a los habituales: los remontes. Pero, ¿Cómo se construye, por ejemplo un telesilla?. A continuación, y de una manera muy gráfica podremos salir de dudas.

 

La construcción de un telesilla, como casi todas las obras de construcción, comienza por los cimientos, es decir, haciendo agujeros...

 

...Que luego se llenan de hormigón.

 

Sí. Por extraño que parezca, el telesilla irá encima de "esto".Luego se montan las torres.
Lo más normal es cargar los trastos y subirlos por el monte como puedas.

 

Para luego ir ensamblando las piezas una por una en el lugar donde irá cada torre.

 

Y dejarlas con todo su equipo.

 

Últimamente se utilizan helicópteros de gran potencia para llevar las torres a su sitio e incluso para ensamblarlas.
Se preparan en un lugar próximo y cómodo...

 

... para que venga "la mosca" y se las lleve.

 

Justo hasta su sitio.

 

Desde la primera pilona hasta la última.

 

Aunque no todos los telesillas están en la montaña y se montan por tierra o aire. Los hay que van por el agua.

 

También hay que construir las estaciones en las que embarcarán y desembarcarán los esquiadores.

 

Mientras los montadores se pelean en la montaña con un tremendo rompecabezas de hierros de muchas toneladas cada uno...

 

 

... los mecánicos en el taller preparan la maquinaria que hará funcionar el columpio.

Y los electricistas hacen cientos de conexiones de las que dependerán tanto el funcionamiento como la seguridad de todo el invento. Ya sea en las torres, como en la sala de mandos.

 

Además es necesario tapar todo esto para que no se constipe con el frío.

 

Aunque los hay que son más cucos y prefieren meter el telesilla en casita.

 

 

Y no nos olvidemos del cable, que suele salir de una bobina como la del hilo de coser pero algo mayor.

Aunque los hay que son más cucos y prefieren meter el telesilla en casita.

 

Se pasa una por una por todas las torres hasta que da la vuelta a todo el recorrido del telesilla y luego se tensa igual que una tirolina, aunque con un aparejo un poco más bestia.

 

Y finalmente se empalman las dos puntas (pero no con un pescador doble ni un ocho a chicote, tranquilos).

 

Finalmente se cuelgan las sillas se ajusta y regula la maquinaria, las seguridades, se comprueba todo y se hace el rodaje de la instalación, aunque caigan chuzos de punta, que suele ser lo habitual a esas alturas del año.

Ya solo falta llenarlo todo de nieve... y a esquiar.

Firmado por Jorge González Albízua.


Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.