POLÍTICA DE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
«Portada
«Noticias
01 de Junio de 2000

Perú 8000, vuelta a casa sin su objetivo: el Shisha Pangma

Por Arancha Vega Rubio - 

La expedición Perú 8000 al Shisha Pangma no pudo ver realizado su sueño de alcanzar, por primera vez en la historia del alpinismo peruano la cumbre de un ochomil.

 
Shisha Pangma (8.046 mts). 

Todos los miembros de la expedición se encuentran ya en Lima. Todos menos Ernesto Málaga, quien se encuentra en el Hospital Clínico de Zaragoza recuperándose de las lesiones sufridas por congelación durante la ascensión.

La expedición estaba compuesta por un grupo de alpinistas que, después de años de experiencia y actividad dentro y fuera del Perú, asumieron el reto de organizar y montar la primera expedición peruana que ascendiera a una cumbre de más de 8000 metros en los Himalayas. El equipo estaba formado por los peruanos Renzo Uccelli, Ernesto Málaga, Jorge Luis de los Heros, Ricardo Balarezo, Jose Carlos Zarate y por el ecuatoriano Jose Nicolás Vélez.

El equipo expedicionario se puso como meta alcanzar la cumbre del Shisha Pangma, que con sus 8.046 metros de altitud forma parte de uno de los catorce ochomiles de la Tierra.

Los alpinistas habían estado preparando este viaje desde septiembre de 1998, fecha en la que realizaron un viaje de reconocimiento al reino del Nepal.

Pero el mal tiempo que han sufrido durante la ascensión a la montaña ha hecho imposible para el grupo alcanzar la cumbre del Sisha. Dos de los montañeros del equipo, Ernesto Málaga y Jose Nicolás Vélez salieron el pasado 28 de abril del campo III, a 7.350 metros de altura con la intención de llegar a cima. El mal tiempo fue el protagonista de la jornada, con mucha nubosidad, vientos fuertes y una sensación térmica de menos 55 grados bajo cero. Los dos alpinistas decidieron continuar, llegando a los 7.600 metros de altitud; sin embargo, una tormenta les impediría alcanzar la cima, tan sólo unos metros por delante.

Las consecuencias de este primer intento en los dos alpinistas no han sido fatales, aunque sí bastante graves. Jose Nicolás sufrió congelaciones de segundo grado, recuperables, en los dedos de las manos. Ernesto Málaga, por el contrario, sí necesitará pasar por el quirófano, ya que las primeras falanges de los cinco dedos de la mano le serán amputadas. Desde el 8 de mayo el alpinista peruano se encuentra en el Clínico de Zaragoza, centro líder a nivel mundial en el tratamiento de las congelaciones, donde fue enviado directamente desde Kathmandú.

Los integrantes de la expedición Perú 8000 no tuvieron opción a realizar otro intento, ya que el permiso de permanencia en la montaña terminaba el día 30 de abril, tan sólo dos días después del primer ataque.


Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.