POLÍTICA DE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
«Portada
«Noticias
29 de Diciembre de 2004

Buena temporada en Perú pese a las malas condiciones

Por  - 
- Página 1 de 2 -

Este año, las condiciones en las principales cadenas montañosas del Perú, como la cordillera Blanca y Huayhuash, no han sido demasiado favorables, incluso durante la temporada de verano. Aún así, han sido realizadas algunas aperturas y repeticiones notables.

Foto: Enrique Montes 
Escalando en el Tocllaraju 

Con un poco de paciencia, suerte y, como no, técnica, fuerza y pasión por las montañas, la actividad en Perú se sobrepuso a las malas condiciones climáticas. Este es un resumen de algunas de las actividades deportivas más importantes en este año 2004.

Cordillera Blanca

En el Chacraraju este (6.112 m.), los eslovenos Pavle Kozjek, Marjan Kovac y el vasco Aritza Monasterio realizaron una escalada rápida sobre la cara norte, bautizando la vía como “El señor de las torres” (800m. ED+ 6a, A1 WI6 -90 / 55 -70°).

Sobre esta misma montaña, algunas ventanas de buen tiempo hicieron que hasta tres cordadas alcancen las cumbres de la cara sur, una de ellas realizó la escalada en estilo alpino de la ruta Jaeger.

En la zona de la quebrada Ishinca, el alemán David Bruder y el chileno Andrés Zegers aperturaron sobre la cara NO del Ocshapalca (5.888 m.) una vía nueva de 500 m.ED, en 11 horas de escalada. Además alcanzaron la cumbre sur del nevado Huascarán (6.768 m.) por la pared de hielo denominada “el Escudo” en solo 23 horas y 57minutos, una ruta que normalmente toma entre 4 y 6 días.

La misma cordada consiguió un récord de ascensión a la cara este de “la Esfinge” por la vía de 1985, alcanzando sus 5.327 metros en 3:57 horas. Esta emblemática pared de granito puro vio numerosas expediciones que alcanzaron su cumbre en casi dos días de difícil escalada. Además de por grupos internacionales, esta temporada fue ascendida por la primera mujer peruana, Maribel Elías, quien compartió cordada con el montañista limeño Diego Fernández.

Foto: Manolo del Castillo 
Pared de hielo en la arista al Pisco 

Muy cerca de la Esfinge, en la “Torre de Parón”, tres mexicanos, Emiliano Villanueva, Carlos Bazua y Luis García Ayala, abrieron la vía “La gripe peruana”, de 735 m. VI-5.10, A2, durante el mes de junio.

El guía Miguel Martínez Apolinario, junto a los aspirantes Quique Apolinario, Elías Flores, Máximo Efraín y el montañista Michell Araya, todos de la escuela de Guías Don Bosco en Perú, abrieron una vía nueva en el nevado Shaqsha central, de 5.703 m.
Otro grupo de la misma escuela, durante el mes de julio, también innovó en la cumbre secundaria del Hualcán, (5,610m.), con dos rutas de dificultades de 70-90° en hielo, en homenaje a su sacerdote mentor, el padre Hugo de Censi.

También se inauguraron dos rutas nuevas en el nevado Caraz II (6.020), ambas sobre la cara este, realizando la aproximación por la laguna de Parón. La primera, denominada “superduper couloir” (de 700 m. ED, 90-95°,6a, A2), fue abierta por los franceses Damián Astoul, Mathie Detrie, Gaspard Petit y Basile Petit. La segunda vía se la apuntó el equipo australiano conformado por Anthony Morgan y Mathiew Acholes, quienes catalogan la ruta de 720 m. TD+, V+, W3, A2.

Foto: Waldemar Niclevicz 
Cara oeste del Yerupajá 

Además de estas rutas nuevas, algunas expediciones consiguieron repeticiones notables a montañas de alta dificultad, como la vía “Simpson” a la cara noreste del Ranrapalca (6.162 m.), la cara oeste del Sahqsha, Cayesh, San Juan, Churup y Huandoy norte, todas por expediciones internacionales.

En las montañas más “clásicas” como el Alpamayo, la siempre concurrida ruta Ferrari logró que numerosas cordadas alcanzasen los casi 6.000 metros de esta emblemática montaña de los Andes, recordando siempre que la temporada anterior, en esta misma ruta, ocurrió la mayor tragedia en los Andes peruanos. Ocho personas perdieron la vida al mismo tiempo luego del desprendimiento de un enorme serac colgante.

Esta vez, algunos guías sugerían la salida por el lado izquierdo de la pared, a fin de evitar un nuevo desprendimiento que felizmente no ocurrió. Aún así, para la siguiente temporada, es mejor informarse al respecto.

La montaña más alta del Perú, el Huascarán sur, apenas vio escasas expediciones alcanzar sus 6.768 metros, y es que las numerosas grietas que se abrieron y sobre todo una gigantesca luego del campo 2, la hicieron impracticable después de agosto. Casi todos los grupos optaron por la cumbre norte, de 6.655 m., la que también se volvió imposible para inicios de septiembre.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »

Artículos relacionados


Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.