Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Noticias
01 de Agosto de 2001

Hans Kammerlander se retira de los ochomiles

Por Angela Benavides - 

Según dijo ayer en rueda de prensa en Bolzano, no intentará ascender el Manaslu, el último pico que le faltaba para completar los catorce ochomiles. Tampoco volverá a intentar descender el K-2 con esquís.

"He vivido demasiadas tragedias en el Manaslu; no me enfrentaré a mis pesadillas", dijo Hans Kammerlander, recién llegado a su tierra natal, después de haber completado con éxito, al tercer intento, su ascensión al K-2 por la ruta Cessen. En 1991 Kammerlander hizo un intento al Manaslu, en el que murieron sus dos compañeros Karl Grossrubatscher y Friedi Mutschlechner.

 
Hans Kammerlander, 44 años y trece ochomiles 

En una rueda de prensa ofrecida ayer en Bolzano, y que recoge Everestnews, Hans Afirmó que puede vivir habiendo conseguido trece ochomiles en vez de catorce. "Hay muchas montañas hermosas en el mundo que puedo escalar, pero no el Manaslu". Su experiencia en el K-2 (8.611 m.) le ha reafirmado en su postura: "Desde el primer momento en Pakistán, después de dos intentos en las últimas temporadas, tenía decidido que este sería el último ataque".

El alpinista y esquiador extremo, de 44 años, también llevó sus esquís hasta la cumbre del Chogori, con intención de descender esquiando desde la misma cima hasta el Campo Base, pero desistió a 400 metros de la cumbre. "La pared tenía 60º de inclinación, hubiera sido como esquiar desde un campanario... Cuando vi a un coreano despeñarse, pasando a pocos metros de donde yo estaba, me quité los esquís". No obstante , el italiano aún cree que es posible realizar ese descenso: "Alguien lo hará, pero necesitará mucha habilidad y un montón de suerte". Y ese alguien no será él. "Tengo 44 años; soy demasiado viejo para intentarlo otra vez, así que le cedo mi sueño a la gente joven". Espera además, que la hazaña se realice de forma ética y honesta. Para él , las historias que ha oído de gente subiendo al Everest con oxígeno y muchos sherpas, que incluso le transportan los esquís, significa "corromper el techo del mundo, convirtiéndolo en un sietemil fácil".

Kammerlander fue el primero que descendió con esquís del Everest (8.848 m.), y lo mismo hizo con varios de los ochomiles cuya cumbre ha alcanzado.


¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.