POLÍTICA DE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
«Portada
«Noticias
17 de Enero de 2002

Tom Moores quiere ser ahora el más joven en la cima del K-2

Por Angela Benavides - 

Quienes siguieron la travesía Everest-Lhotse por parte de Denis Ubrubko y Simone Moro, que renunciaron a completarla por rescatar a un montañero, reconocerán el nombre de este británico de 19 años.

Foto: E.Previtali, freeridespirit, www.acerbis.com 
El italiano Simone Moro, en plena ascensión 

Sí, el fue, precisamente, el rescatado. Y los dos grandes alpinistas pusieron en serio peligro su vida por hacer algo que casi nadie se arriesga a hacer: ayudar a otra persona, por encima de los ochomil.

El joven Tom Moores sufrió graves congelaciones, que obligaron a los médicos a amputarle tres dedos de los pies. Sin embargo, Moores no parece estar dispuesto a pasar a la pequeña historia del alpinismo como ‘el que impidió que Moro y Urubko completar una de las hazañas pendientes del himalayismo’, y la próxima primavera planea ascender al K-2, según informa la BBC. Si lo lograra, sería con diferencia la persona más joven que hubiera alcanzado al cumbre del difícil Chogori, la segunda montaña más alta del planeta, con sus 8.611 metros. Tom Moores, que el año anterior a su experiencia en el Lhotse había ascendido el Ama-Dablam, ha declarado que los problemas en sus pies no le frenarán a la hora de atacar la cima del K-2.

Foto: E.Previtali, freeridespirit, www.acerbis.com 
Simone Moro, al igual que Moores, hizo cumbre en el Lhotse, pero por salvarle no pudo llegar al Everest 

De hecho, ya consiguió ser el mas joven en la cumbre del Lhotse, el gigante vecino del Everest, en el Himalaya de Nepal. El problema fue la bajada: Tom se resbaló y cayó por encima del Campo IV, directo hacia un precipicio de 1.500 metros. Al final consiguió pararse, pero se quedó en la nieve, sin poder moverse y creyendo que iba a morir. Y hubiera muerto, si no llega a ser por la rápida actuación de Simone Moro que, desde el campo IV donde dormía, salió, le buscó hasta llegar hasta él, ya de noche, y le ayudó a llegar malherido al Campo de altura, donde el propio Simone le dejó su saco de dormir. Los 200 metros que tuvo que remontar, y una noche a ochomil metros sin saco de dormir, fueron demasiado para el italiano, que a duras penas pudo descender al Campo base, cuando ya había hecho la mayor parte, y lo más difícil, de su ambiciosa travesía.

Moores, por su parte, formaba parte de una expedición comercial liderada por Gary Pfisterer.

Lo que no especifica la cadena británica es con qué grupo viajará el alpinista británico hacia el Karakorum Pakistaní, ya que, en declaraciones anteriores afirmó que volvería con una expedición a cargo del mismo Pfisterer, aunque en esta ocasión sería de tipo no comercial y que ascendería sin ayuda de oxígeno suplementario ni porteadores por encima del Campo Base. Sin embargo, al parecer y según recoge la web Outdoorsmagic, esta expedición habría sido cancelada, como está ocurriendo con muchas otras de las previstas para Pakistán durante la primavera y verano de 2002.


Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.