Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Noticias
29 de Marzo de 2001

Un grupo de alpinistas nepalíes de élite ...

Por Arancha Vega Rubio - 

El pasado 26 de marzo un grupo de alpinistas nepalíes que han alcanzado la cima del Everest se reunieron y crearon la ESA (Everest Summiters Association), un club creado para perseguir un objetivo: limpiar los últimos tramos de ascensión a la cumbre del Everest.

 
Aspecto que presentaba el Campo IV del Everest en el lado sur -nepalí- de la montaña hace dos temporadas 

Los integrantes de este selecto club de alpinistas trabajarán en cuotas jamás alcanzadas durante las numerosas expediciones de limpieza que se realizan cada año en la montaña más alta del mundo.

Según manifestaba el “recordman” sherpa Babu Chhiri, vicepresidente del nuevo club, a los medios de comunicación nepalíes: “planeamos llegar allí donde la mayoría de los alpinistas no pueden llegar: a los tramos finales del Everest, por encima de los 8.000 metros”.

 
El alpinista sherpa Babu Chhiri, poseedor de los records de permanencia y rapidez en ascensión en el Everest e integrante del nuevo club 

Babu, poseedor de un increíble currículum alpinístico que le ha dado fama internacional (alberga los récords de rapidez en la ascensión del Everest y de permanencia en su cumbre) y su compañero el también sherpa Kazi afirmaban, así mismo, que la cercanía y la familiaridad hacia un problema como el de la basura en el Samargatha –nombre nepalí de la montaña- les confiere una mejor cualificación a la hora de llevar a cabo tamaña empresa.

Los últimos cientos de metros del camino a la cumbre del Everest están literalmente cubiertos de multitud de botellas de oxígeno, entre otros desechos humanos. Hasta ahora todos los esfuerzos realizados por las expediciones de limpieza han sido efectuados en las partes inferiores de la montaña, es decir, siempre por debajo de los 7.500 metros –“zona de la muerte”-, ya que la peligrosidad, dureza y dificultad a la hora de trabajar a tanta altura hacen muy complicado realizar cualquier actividad que requiera trabajo físico o psíquico.

Los miembros de la ESA harán una petición “oficial” de ayuda entre todos los montañeros del mundo que hayan pisado alguna vez la cota máxima, los 8.848 metros de altura.

Hasta la fecha más de 1.000 personas, incluidas 202 de origen nepalí, han escalado el Everest. Es el ochomil en el que más montañeros han muerto (180), a pesar de que no entraña grandes dificultades técnicas en comparación con el resto de picos de más de ocho mil metros.


¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.