Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Blog de Montaña

Cómo elegir tus pantalones de alta montaña

Escalada / Alpinismo, Ropa 0
Las actividades de alta montaña como el alpinismo o el esquí de travesía suelen requerir unas características y unos tejidos que difieren sustancialmente de lo que utilizamos en otras actividades como senderismo o escalada. Te enseñamos en qué tienes que fijarte para elegir de la mejor manera tus pantalones de alta montaña y no fallar en tu compra.
SCARPA
Alta montaña, un terreno especial para el textil. Foto SCARPA

La elección de pantalones para una actividad técnica siempre suele ser un motivo de muchos debates internos sobre las necesidades a cubrir y las posibilidades de gasto que tenemos. Normalmente, cuanto más específico sea un artículo deportivo y más necesidades tenga que cubrir, las implicaciones en precio y en especificidad aumentan considerablemente. Esto viene a cuento de comentar uno de los problemas que nos encontramos al hablar de pantalones de alta montaña y que es el mismo caso que sucede con las botas de alta montaña. Normalmente, el material específico es el que más adaptado está para una actividad concreta y para unas condiciones determinadas. En el caso de, por ejemplo, unas zapatillas de senderismo, las condiciones que vamos a encontrar y el tipo de terreno no van a variar radicalmente desde nuestra salida hasta nuestra llegada.

Sin embargo, en el material específico de montaña alternaremos por una seria de ambientes, llamados técnicamente pisos bioclimáticos, que pasan desde el bosque (piso subalpino), prados de alta montaña (piso alpino) y zonas descarnadas de roca y nieve (piso nival). Las temperaturas y las condiciones de terreno y vegetación son diferentes en cada una de ellas, pero deberemos cruzar por todas ellas cuando queramos llegar a la alta montaña. Al igual que no es habitual cambiarnos de calzado cada vez que cambiamos de terreno dentro de una misma actividad, sucede lo mismo con los pantalones. Los pantalones que van bien para senderismo en fondos de valle, serán insuficientes en alta montaña y, al contrario, los pantalones técnicos de alpinismo serán demasiado pesados y poco transpirables en las usualmente amables condiciones a baja altura.

Esto es un condicionante que vamos a tener presente a la hora de elegir un pantalón para alta montaña. Las características del pantalón en materiales, confección y resistencia suelen ser poco propicios para realizar actividades que no son las específicas para las que ha sido diseñado. Esto provoca que, muchas veces, la sensación sea de incomodidad por calor o tejido excesivamente grueso, algo que sin duda es bienvenido en condiciones de alta montaña, pero puede resultar excesivo cuando no se dan esas condiciones.

SCARPA
Las condiciones de la alta montaña requieren material específico. Foto SCARPA

No es este el primer artículo que dedicamos a los pantalones. Si te interesa el tema te dejamos aquí los enlaces para que puedas aprender en el artículo sobre pantalones de trekking y el artículo sobre pantalones de escalada, donde comprenderás las diferencias entre todos ellos y tendrás más criterio para poder elegir de manera acertada qué es lo que te conviene para ir con buena equipación a tu actividad.

Pantalones de alta montaña: requerimientos

Los pantalones de alta montaña se suelen confundir fácilmente con otros pantalones con los que comparten alguna característica común. Sencillos pantalones impermeables, pantalones con relleno térmico o pantalones de escalada son utilizados a veces incorrectamente como sustitutos de los pantalones de alta montaña, con los problemas de falta de transpirabilidad, fragilidad o uso no adaptado que puede conllevar su utilización en actividades de alta montaña o alpinismo.

La propia definición de alta montaña puede resultar algo ambigua, ya que no encontraremos los mismos requerimientos para actividades tan diversas como el esquí de travesía o el alpinismo, incluso encontraremos más diferencias si las condiciones van a ser invernales o queremos utilizarlos en un anticiclónico día de verano. Queremos dejar claro también que voluntariamente estamos dejando fuera la categoría de alta montaña por encima de los 5000 o 6000 metros, donde dependiendo de la zona geográfica haría falta un tipo de equipamiento diferente a lo que estamos proponiendo en este artículo.

Así pues, ¿qué características deberían tener unos pantalones de alta montaña? Te ofrecemos una serie de elementos que deberías de exigir en un pantalón de alta montaña para que, si no tiene todos estos, al menos tenga buena parte y puedas realizar tu actividad con la seguridad de que no vas a echar nada en falta.

Tejido resistentes

Las actividades de alpinismo en alta montaña precisan de unos materiales que sean suficientemente resistentes como para ser longevos tras un uso normalmente no demasiado delicado rodeados de afilados bloques de roca viva fracturados por el hielo. En esquí de travesía, aunque el roce con las rocas no sea tan habitual, sí que es una acción bastante común cuando queremos hacer cima y toca escalar algunas aristas rocosas dejando los esquís en el último collado.

Normalmente, los pantalones de alta montaña suelen estar realizados con un alto porcentaje de poliamida, conocida también como nailon, un material resistente y ligero que se emplea habitualmente para tejidos y materiales en los que es importante que aguanten bien la tracción y el roce sin aumentar significativamente el peso.

Barrabes
Altvia alpine pant de Patagonia. Pantalón con buena combinación de poliamida, poliéster y elastano.

Normalmente, los pantalones de alta montaña suelen venir con refuerzos de los que hablaremos más adelante y que también están hechos con combinaciones de materiales con una gran proporción de poliamida en su composición. Así mismo, la poliamida se combina con elastano para dar mucha mejor movilidad a la prenda y lograr de este modo una sensación mucho más cómoda en situaciones más aeróbicas.

No solo en el material está la clave de la resistencia. También el tipo de tejido, así como el grosor del hilo influyen en el resultado final del pantalón, que acostumbra a ser más resistente y longevo cuanto más grueso es, algo obvio por otra parte. Este grosor implica por otro lado algunas consecuencias negativas, como la de mayor peso, menos transpirabilidad y, en ocasiones, menor movilidad.

Otro material que vamos a encontrar, menos resistente pero mucho más transpirable y algo más ligero, es el poliéster. Muy empleado en pantalones de trekking, su uso en los pantalones de alta montaña es algo más limitado y se suele circunscribir a algunas zonas no expuestas a la abrasión en las que conviene optimizar la transpirabilidad.

Tratamientos repelentes al agua

Dependiendo del tipo de pantalón y del uso concreto para el que se ha diseñado, encontramos diferentes niveles de protección contra el agua. Desde los completamente impermeables realizados con membrana a los no impermebles con tratamientos exteriores, pasando por aquellos pantalones construidos con construcciones híbridas como Gore-tex Infinium, en los que se prioriza la transpirabilidad y la capacidad cortavientos por encima de la impermeabilidad.

Barrabes
Dryzzle Futurelight pant de The North Face, con membrana impermeable y transpirable

Esto es debido a que en la mayoría de las zonas de alta montaña y sobre todo cuando nos referimos a alturas por encima de los 3000 metros en nuestras latitudes, lo habitual es que las precipitaciones sean en forma sólida, de nieve o aguanieve. En esas condiciones, es difícil que el agua penetre por el tejido, por lo que no suele ser necesario utilizar membranas con una alta columna de agua.

En todo caso, todas las marcas siempre incorporan tratamientos DWR (Durable Water Repellent, repelencia duradera al agua) a sus tejidos, para impedir que el agua nos moje y nos enfríe y también que el agua aumente el peso de la prenda. Estos tratamientos DWR es esencial que se realicen sin la presencia de PFC’s debido a la agresión medioambiental que supone cuando se degradan en la naturaleza.

Cintura plana y elástica

La naturaleza ardua, alejada e inhóspita de la alta montaña provoca que sea una necesidad tener siempre accesible cualquier elemento de protección que nos evite pasar un mal rato cuando las condiciones cambian. La mochila, habitualmente llena y pesada, ha de ir siempre acompañándonos y su ajuste lumbar coincide con la cintura del pantalón. Si esta cintura no está realizada de un modo ergonómico y evitando la formación de arrugas, el dolor puede resultar insoportable y las consecuencias, en forma de rozaduras y heridas, ser incapacitantes para la actividad.

Barrabes
Speed DST Pant de Dynafit, cintura plana y ancha para evitar cualquier molestia con mochila o arnés

Algo parecido sucede cuando los pantalones van a ser usados con un arnés encima. En el caso de la escalada y sobre todo del rápel, la presión del arnés sobre la zona lumbar suele ser bastante grande como para que se realice en una zona donde se hayan formado arrugas.

Normalmente, los pantalones de alta montaña se suelen realizar con una cintura bastante ancha y muy plana para que ajuste perfectamente a nuestro cuerpo sin formar arrugas y no oprima en ningún momento. Esto se suele realizar con un contorno elástico y muy suave realizado con nailon y una alta proporción de elastano.

Rodillas preformadas

Parece mentira cómo una solución tan sencilla como las rodillas preformadas no haya sido algo habitual hasta hace no mucho en los pantalones utilizados para la montaña. Antes de su masiva utilización, los cortes rectos de las perneras impedían o hacían complicados los movimientos más aeróbicos al no acompañar a la flexión de la rodilla cuando esta era muy marcada.

Barrabes
Ascendor AS Pant de Rab, preformado en las rodillas para facilitar cualquier movimiento

Hoy en día, como decíamos, las rodillas preformadas es algo habitual incluso en los pantalones de senderismo, donde no es común que tengamos que realizar movimientos de elevación de pierna demasiado exagerados. Con el preformado se consigue que la zona de la rodilla, a la que además se le suele dotar de una zona algo más elástica, no tire del resto del pantalón y acompañe adecuadamente el movimiento de la pierna.

Bajos amplios y con refuerzos en la parte interna

El uso de botas grandes como las de alta montaña o esquí de travesía hace que la necesidad de espacio en los bajos del pantalón sea un punto ineludible. Las botas de alpinismo, altas y con almohadillados en la zona de los maleolos, así como las de esquí de travesía, con carcasas voluminosas y ganchos que sobresalen de la bota cuando se llevan desabrochados, implican unas necesidades especiales para los pantalones con los que se van a usar.

Barrabes
Rock Pant W de Karpos. Bajos elásticos y zona inferior reforzada

Normalmente, los bajos de los pantalones de alta montaña tienen algún tipo de elemento (elástico, tirador, cremallera, corchetes o todo a la vez) que permite un ajuste preciso independientemente de la bota que se esté utilizando y de la anchura y volumen de su caña. A veces, los pantalones más específicos, como los de competición en esquí de travesía, suelen ser bastante sobrios y no son una excepción en el caso del ajuste de los bajos. No obstante, si nuestra actividad no va a ser exclusivamente la de la competición, agradeceremos un ajuste adecuado a las circunstancias y a las botas que estemos utilizando en ese momento.

Igualmente, el uso de elementos potencialmente lesivos para el textil como los crampones o los cantos de los esquís, invita a las marcas a proteger la zona interna de los bajos con un material algo más resistente. Así se consigue que la durabilidad de los pantalones sea mayor al proteger una de las zonas más propensas a ser dañadas.

Accesorios

La existencia de bolsillos accesibles en lugares en los que no nos moleste la posible utilización de un arnés, así como detalles importantes como contar con cremalleras con tiradores suficientemente largos para que podamos utilizarlos con guantes son elementos en los que no nos solemos fijar hasta que no descubrimos el beneficio que ofrecen cuando les damos uso.

En ocasiones, la existencia de tirantes es una alternativa muy buscada, sobre todo en condiciones de frío extremo donde se agradece tener un pantalón que ajuste por la cintura o más arriba para tener mayor superficie corporal cubierta. En esos casos, un elástico demasiado ajustado podría causar molestias en las zonas blandas y flexibles del abdomen, por lo que los ajustes con tirantes son una opción deseada.

Otro de los elementos que se agradecen en los pantalones de alpinismo son las polainas interiores. Su existencia permite evitar la entrada de nieve al interior de la bota y de este modo no tener que realizar una actividad con pies húmedos, con el peligro que supone en caso de frío y también de incomodidad. Ciertamente una polaina exterior protege mejor de esta circunstancia, pero en condiciones de hielo o nieve dura, donde no existe la posibilidad de hundirnos, así como cuando realizamos esquí de travesía, la disponibilidad de polainas interiores en los pantalones de montaña es un accesorio muy bienvenido.

SCARPA
Bajos amplios, polainas interiores y refuerzos. Foto SCARPA

Esperamos que con este artículo te hayas hecho una idea de qué pantalón te conviene para realizar tus actividades en alta montaña, sea para alpinismo o para esquí de travesía. Te invitamos a que visites nuestra web o te acerques a nuestras tiendas físicas para conocer la gama que tenemos para ofrecerte y puedas consultarnos cualquier duda que te surja. Estamos para atenderte, te esperamos.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Tags:
Ropa

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.