Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Blog de Montaña

Material recomendable para escalar en Ordesa

Escalada / Alpinismo 0
Has oído su nombre infinidad de veces, has paseado por el fondo de su valle, probablemente has coronado sus numerosos picos y ahora quieres escalar en Ordesa. Te recomendamos el material que debes llevar para que el paraíso de la escalada clásica no se convierta en un infierno. Te damos la bienvenida a la verticalidad, al “búscate la vida”, a las sensaciones a flor de piel. Te damos la bienvenida a Ordesa.

Barrabes
La escalada en Ordesa. Esfuerzo, vértigo y naturaleza

Para quien se decide a escalar por primera vez en Ordesa, los datos que va recibiendo pueden ser en parte desalentadores: equipamiento viejo y exiguo, itinerarios perdedores, jornadas interminables entre aproximación, escalada y retorno, esfuerzo colosal… Sentimos decirte que no vamos a desmentir nada de esto, pero sí que te podemos confirmar que, si vas con buena preparación física, mental y material, una vez que hayas probado la escalada en Ordesa, el buen gusto te va a durar toda la vida. Para esa gente que se decide ir a escalar a Ordesa por primera vez hemos escrito este artículo.

Características de Ordesa y su implicación en la escalada

Ordesa es un precioso valle glaciar formado y esculpido por las fuerzas de la naturaleza durante millones de años, donde las mejores figuras del panorama escalador español y francés han abierto líneas tan admirables como su talento en la vertical y, además, es un parque nacional con una rígida normativa en varios aspectos.

De este modo, la escalada va a verse determinada no solo por los aspectos técnicos de la escalada como tipo y morfología de roca, estilo y ética de la escalada, longitud y dificultad, sino también por la normativa específica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Plan Regulador de Uso y Gestión de abril de 2015, en su última actualización).

La geología y el clima de Ordesa

Ordesa es el valle en cuyo fondo va encajado el Arazas, el principal afluente del río Ara. Las calizas blancas, dolomías y calizas arenosas sobre las que escalamos fueron modeladas por un intenso glaciarismo que ha dado el espectacular perfil en artesa del que disfrutamos en la actualidad.

Sus características rocas, como un amontonamiento de enormes cubos de afiladas aristas, forman una curiosa geometría que pueden formar tanto unas factibles cuestas de bloques como unos imposibles techos y desplomes muy laboriosos de superar.

Barrabes
Techos de cantos afilados, una constante en Ordesa

Ordesa es un paraíso de la verticalidad. Sus altas paredes de orientación sur, con pies de vía a casi 2000 metros en la mayoría de los casos, provocan unos contrastes muy marcados; amaneceres fríos a esa altitud pueden convertirse en un horno en cuanto empieza a dar el sol. De igual modo, podemos vernos sorprendidos por un frío súbito en cuanto el sol se esconda tras la cercana sierra de Tendeñera.

La temporada para la escalada en Ordesa suele empezar cuando se va la nieve y dura hasta bien entrado el otoño. Es difícil de predecir cuándo desaparece totalmente la nieve de las expuestas fajas superiores donde terminan la mayor parte de las vías. Lo habitual es que a mediados de mayo ya no quede nada de nieve, pero depende muchísimo de un montón de factores como, obviamente, la innivación y las temperaturas medias hasta la fecha de tu escalada.

La escalada por sus característicos bloques cuadrados, que asemeja a trepar por un gigantesco desguace de electrodomésticos, dan vías de escalada de entre 300 y 400 metros con abundantes travesías en las vías más clásicas y mucho más directas en las modernas escaladas libres de dificultad de épocas más recientes. Suelen ser paredes bastante agrietadas donde entran bien seguros flotantes y con gran tendencia a crear fisuras, diedros y chimeneas así como sus característicos techos o fajas y cornisas.

La historia de la escalada en Ordesa

Conquistar estas impresionantes paredes fue un objetivo muy deseado desde mediados del siglo XX. Obviando la falsa primera escalada al Tozal del Mallo en 1944 por Jorge Antonio Gavín y José Luis Rodríguez que se “coló” en la guía de Robert Ollivier, la primera apertura fue la inconclusa vía de José Santacana en 1954 que se queda a mitad del Tozal de Mallo y la Gómez-Khan en 1955 que solo recorre el último tercio del bello espolón este de la misma pared.

Revue Altitude nº45
J. Ravier, M. Khan, N. Blotti, C. Dufourmantelle y C. Jaccoux el 21 de abril de 1957 tras conseguir la primera escalada completa a la sur del Tozal del Mallo.
Revista Altitude nº45.

A partir de 1957, cuando Jean Ravier y compañeros abren la famosísima vía también en el Tozal del Mallo, Ordesa es un desfile de personalidades de la escalada: Rabadá, Navarro, Anglada, Guillamón, Cerdá, Bellefon, Sarthou... en los años 60; Despiau, Battaia, “Bunny”, García Picazo, Gálvez, Ansa, Bayona, “Papila”, Zabalza, “Chema” Andrés y multitud de grandes escaladores en las décadas siguientes han dejado su firma en estas paredes.

Como ves, lo mejor de lo mejor ha venido a abrir vías a Ordesa. La sobrada capacidad de esta élite para escalar casi por cualquier lado sin perforar artificialmente la roca, ha dejado líneas totalmente limpias en muchos casos que solo han ido equipándose mínimamente con el paso de los años y las cordadas, muchas de las cuales han tenido que abandonar clavos, cordinos u otros materiales.

La normativa

El PRUG de 2015 (Decreto 49/2015 del Gobierno de Aragón) acota muy bien las actividades deportivas que se pueden realizar en el parque nacional. Quedan prohibidas las bicicletas fuera de asfalto, la escalada deportiva, el barranquismo, la espeleología, el parapente, las vías ferratas… y la escalada clásica, que sí está permitida, queda totalmente limitada por la normativa.

Esta normativa permite la escalada (artículo 9.2.1.2.2) pero con las siguientes limitaciones:

Se puede realizar escalada clásica sin solicitar permiso solo en vías ya abiertas de las zonas tradicionales: Tozal del Mallo-Carriata, Gallinero-Cotatuero y cara oeste de la Fraucata, así como en las cumbres de estos sectores y los de Pineta. Tampoco se pueden emplazar seguros fijos y, por tanto, prohíbe la escalada deportiva.

Barrabes
Prohibido emplazar nuevos seguros fijos. Confiaremos en los viejos clavos.

Atención también a los accesos al valle, que suelen estar cortados al transporte privado en época de gran afluencia, normalmente entre julio y septiembre. El primer servicio de autobuses desde Torla (Torla-Ordesa desde hace unos años) es a las 6 de la mañana y se suele llenar con escaladores y con montañeros que quieren hacer algún tresmil de la zona en el día. Si te quedas fuera, el siguiente es media hora después.

Al hilo de esto es gracioso, siempre que no te afecte en primera persona, contemplar las carreras desde el autobús hacia las vías más repetidas (Ravier, Brujas, Rabadá-Navarro, Pilar de primavera, Diedro del 73, Trituradores…) para llegar los primeros a pie de vía y evitar de este modo las esperas y la posible caída de piedras por la cordada que vaya encima.

Así pues, la geología, el estilo propio desarrollado en estas paredes y la legislación vigente hacen del tipo de escalada en Ordesa una actividad muy particular. Vías abiertas por escaladores de élite, en general largas y muy físicas, con equipamiento habitualmente escaso y antiguo. Esto hace que tengamos que disponer de recursos propios, tanto técnicos como materiales, para solventar con seguridad las dificultades que seguro que nos vamos a encontrar.

Vamos a especificar qué características ha de tener el material que vas a utilizar en Ordesa para que puedas realizar tu escalada en las mejores condiciones. Esperamos que estos consejos te sean de utilidad.

Material recomendable para escalar en Ordesa

Damos por supuesto que, si estás planteándote escalar en Ordesa, tienes ya una vasta experiencia no solo en escalada deportiva, sino también en la escalada tradicional en su sentido más amplio.

Es decir, para escalar en ciertos lugares muy exigentes (y el valle de Ordesa lo es especialmente) no basta con tener un grado a vista bien asentado respecto a la vía que vas a realizar, sino que hay que tener ciertas habilidades bien trabajadas como la resistencia física, la capacidad para emplazar seguros en ubicaciones precarias, conocer las diferentes técnicas de montaje de las más diversas reuniones, poseer buen manejo de recursos de artificial allá donde sea preciso, contar con buena orientación e intuición ante los siempre acechantes embarques y, además de todo esto, gozar de un buen control mental para no entrar en pánico ante situaciones donde cualquiera de las exigencias anteriores falla.

Barrabes
Una ayuda con indicaciones contra los embarques.

La recomendación general en vías tan comprometidas y largas es que, ante la duda, debes de optar por un material resistente y ligero. Cuando esta máxima no sea aplicable por alguna excepción debidamente razonada, como en el caso de las cuerdas, te lo indicaremos adecuadamente.

Dicho esto, vamos a dar un repaso a las características que ha de tener el material para escalar en Ordesa.

Mochila durante la escalada, ¿sí o no?

Las largas aproximaciones y más largos retornos hacen recomendable llevar mochila. Además de lo incómodo que supone caminar con cuerdas y hierros colgando, realizarlo durante una hora y media en el mejor de los tiempos escuchando el clin-clin de los mosquetones no ayuda al bienestar mental. En época de acceso restringido en vehículo particular tampoco te van a dejar subir al autobús con toda la cacharrería encima.

Ahora bien, una vez que estamos a pie de vía, ¿subimos las mochilas con nosotros o las dejamos en un lugar discreto para recogerlas en la bajada? Queda a criterio de cada persona la decisión, aunque tenemos que recomendar no subir mochilas en el caso de tener que pasar por chimeneas o pasos estrechos por la incomodidad que supone.

En caso de subir una mochila, las pequeñas mochilas de escalada con portamateriales incorporados son una opción nada despreciable.

Ropa

En óptimas condiciones meteorológicas, lo habitual es que empieces la aproximación de noche en un fondo de valle bastante frío y que una vez que has comenzado la escalada empiece a golpear el sol bastante fuerte. Además conviene no olvidar que estás en alta montaña, vas a escalar por encima de los 2000 metros de altitud y cualquier cambio, unas nubes, unas rachas de aire… va a bajar la temperatura de un modo significativo. Esto hace que la elección de la ropa no sea fácil si lo que queremos es sencillez y adaptación a cualquier condición. Como siempre en montaña, un impermeable ligero apenas pesa ni abulta y nos puede sacar de un apuro. Busca una chaqueta que tenga bolsillos altos para poder acceder a ellos con el arnés puesto.

Barrabes
Escalando con cortavientos cuando la temperatura baja.

Unos pantalones largos de escalada que se remanguen con facilidad así como una chaqueta ligera y compactable para ponernos en las reuniones si hace frío (o el impermeble ligero del que hablábamos) son unos básicos muy útiles. También, lógicamente, el sistema tradicional de camiseta transpirable que puede ser larga y así la remangamos también en caso de calor. Es importante no vestir ropa que no permita la transpiración; quedarnos mojados por nuestro propio sudor, con frío y sin poder movernos en una reunión es una sensación muy desagradable.

Un detalle importante en el que te recomendamos que te fijes es que la ropa que lleves para escalar en Ordesa tenga un bolsillo accesible para guardar ahí la reseña y poder consultarla rápidamente siempre que lo necesites. Nos lo agradecerás.

Pies de gato y calzado

¿Cómo elegir tus pies de gato para escalada?

Existe una tradicional disyuntiva entre comodidad y tecnicidad que, gracias a la construcción de los modernos pies de gato, ahora se revela como falsa. Existen pies de gato tremendamente técnicos que no resultan demasiado incómodos.

Los nuevos compuestos de las gomas, las palmillas internas de estabilidad o las estudiadas hormas para cada pie y estilo de escalada permiten elegir modelos que dan un resultado excepcional a la vez en confort y precisión.

Un buen número de largos de las vías de escalada en Ordesa tienen una dificultad que se mueve entre el V y el 6a. En las vías más clásicas esos suelen ser los grados obligados, estando clavados y preparados para pasar en artificial aquellos pasos que exigen un mayor grado en libre. Por este motivo, calzar unos gatos asimétricos (y por tanto incómodos) y ultraprecisos será innecesario salvo que queramos encadenar largos de alta dificultad.

Además, las largas y sinuosas vías con los frecuentes relevos, no ayudan a realizar una escalada especialmente rápida. Vamos a calzar durante muchas horas unos pies de gato y conviene elegir unos con los que nos sintamos cómodos.

Así pues te recomendamos, salvo que por tus gustos personales estés mejor con gatos asimétricos y tengas alta tolerancia al dolor, optes por unos pies de gato de horma cómoda, con suficientes anchura en la zona de los dedos y perfil recto. Obviamente, la goma ha de ser de suficiente calidad y adherencia contrastada para no sufrir un patinazo en el lugar más inapropiado.

Te recomendamos de la misma manera un calzado muy cómodo y técnico para antes y después de escalar. Aunque las zapatillas de trekking son bastante adecuadas para los senderos ultratransitados de Ordesa, la obligatoriedad de pasos expuestos en las clavijas de Carriata o Salaróns, el paso de la Fajeta o las clavijas de Cotatuero pueden hacer que te decantes por un calzado approach o de aproximación, con la comodidad de una zapatilla pero el agarre de un pie de gato. Este calzado te puede servir además para evitar los pies de gato en largos fáciles cuando vas de segundo o incluso yendo de primero si tienes las facultades para permitirte escalar ciertas dificultades sin gatos.

Cuerdas

¿Cómo elegir tus cuerdas de escalada?

Ya hemos hablado de las pavorosas aristas de Ordesa. Si caerse sobre un clavo viejo suele ser poco apetecible, hacerlo tensionando la cuerda en una caída en péndulo sobre un canto afilado a 400 metros del suelo, hace sacar el corazón por la boca al más valiente.

La utilización de cuerdas dobles en Ordesa no está sujeto a discusión. Se puede argumentar por parte de la cordada experiencia, ligereza, velocidad… pero a la hora de la seguridad, en un terreno como las rocas de Ordesa, las cuerdas dobles son la mejor opción y no tienen competencia.

Evita las cordadas de tres; las frecuentes travesías y el obligar a ir a cada segundo con una sola cuerda hace que la escalada de segundo pueda convertirse en más peligrosa que la de primero y no es una exageración, de modo que mejor es que el segundo vaya también atado a las dos cuerdas.

Elígelas de un grosor no muy fino y con buen porcentaje de camisa y, ya que los tratamientos antiarista no están sujetos a homologación, te recomendamos que elijas una cuerda con un buen número de caídas UIAA, ya que estas suelen ser las que mejor respuesta dan a los roces y a las cargas pendulares contra cantos afilados.

Barrabes
Cuerdas de 8,6 milímetros. Buena combinación entre ligereza y seguridad.

Es poco habitual que una vía de Ordesa tenga menos de 10 largos y dado lo habitualmente sinuoso de sus recorridos, no suele ser común que puedas saltar reuniones. Esto, unido a que todas las bajadas de las escaladas se realizan andando, hace que no sea especialmente necesario llevar cuerdas demasiado largas. Con cuerdas dobles de 50 metros ahorramos peso en las aproximaciones y retornos, así como ganamos tiempo recogiendo cuerda tras montar cada reunión.

Friends, fisureros, clavos

Las vías de Ordesa suelen estar desequipadas. Lógicamente y como pasa en cualquier lado, cuanto más frecuentada sea una vía más equipamiento fijo vamos a encontrar, pero aún en esas vías más transitadas se hace obligatorio llevar seguros flotantes propios.

Lo habitual es que la reseña que estés manejando ya te diga el material necesario. El mínimo necesario es un juego de friends (unas 6 piezas) y otro de fisureros para las vías más equipadas y, a partir de ahí, ir doblando tallas centrales o juegos enteros, además de incluir toda suerte de clavos en el caso de vías con muy pocas repeticiones.

Si bien no es lo habitual, en la contingencia de tener que llevar clavos la cantidad de material y peso se incrementa aún más, dado que una maza para pitonar y otra para que despitone quien vaya de segundo serán obligatorias en la escalada.

Los microfriends son especialmente valiosos en antiguos clavaderos, por lo que si vas justo en el grado en libre es posible que te sea de gran ayuda emplear estos antiguos agujeros realizados a base de clavar y desclavar para sacar el paso en artificial. Igualmente, los Ball Nut de CAMP se muestran especialmente eficientes para estos menesteres.

No olvides el sacafisureros para desempotrar los seguros flotantes. No es plato de buen gusto tener que abandonar un fisurero o un friend en la pared; solo causará problemas, sea por motivos de logística durante esa escalada, económicos o incluso sentimentales.

Aseguradores, mosquetones, aros y conjuntos express

¿Cómo elegir tus mosquetones para escalada y alpinismo?

La gama existente hoy en día de mosquetones de seguridad ligeros es apabullante. Mosquetones de seguridad automáticos de menos de 50 gramos o mosquetones de progresión que ni siquiera llegan a los 20 gramos suponen un alivio para los escaladores que acarrean grandes cantidades de “hierros” en sus trepadas por las paredes.

Si cada gramo que reduces cuenta muchísimo en escaladas de gran envergadura, es sin duda en los mosquetones y en los conjuntos express donde más vas a poder ganar en ligereza debido a la gran cantidad que vas a tener que llevar en estas escaladas. No hay un número establecido de conjuntos express que vas a utilizar ya que depende de la longitud y la dificultad aparente del largo y de tu habilidad para emplazar seguros, pero un número entre 12 y 18 suele ser suficiente.

Salvo en los chapajes cercanos a repisas, las cintas cortas no te van a ser de demasiada utilidad. Opta por conjuntos express de cierta longitud (a partir de 17 centímetros de cinta). Cuenta con varias cintas alargables o varios alargues extras de cinta para evitar los previsibles roces en los zigzagueantes recorridos de Ordesa; harán la escalada más sencilla tanto a la hora de progresar como para recoger cuerda.

Los aseguradores que deberás utilizar serán las actuales cestas que valen tanto para asegurar a un primero como a uno o dos segundos, es decir, los apropiados para cuerda doble.

Ten en cuenta que las reuniones de Ordesa pueden exigir una intrincada técnica de triangulaciones entre puntos alejados y en ocasiones precarios. Debes de conocer las diferentes maneras de ecualizar una reunión y disponer del material para hacerlo. Un aro suficientemente largo permite tanto realizar puntos de relevo totalmente seguros como ser utilizado para lazar árboles o picos de roca. Existen también aros de triangulación que pueden ser una muy buena opción en estos casos.

Arnés y portamaterial

¿Cómo elegir tu arnés para escalada?

A estas alturas de artículo ya te habrás dado cuenta de que vas a tener que cargar con bastante material. La elección del arnés es importante siempre ya que no solo la seguridad, sino también la comodidad son unos factores que nos van a hacer disfrutar más o menos de nuestras escaladas.

Salvo en reposos a mitad de largo o al superar una dificultad en artificial, durante nuestras escaladas de Ordesa no vamos a pasar especialmente mucho tiempo colgados del arnés. Las reuniones acostumbran a estar en lugares bastante cómodos y en muchas de ellas incluso podemos sentarnos con comodidad con los pies colgando en el vacío.

Sin embargo, nuestro arnés para Ordesa necesita tener amplios portamateriales para acoger el material que necesitamos para escaladas tan comprometidas. En el mejor de los casos, cuando solo necesitamos llevar un juego de friends y uno de fisureros, es posible que nos quepa todo algo apretado en el arnés, pero normalmente no va a estar de más llevar portamateriales auxiliares para poder cargar con todo de un modo más repartido y organizado.

Casco

¿Cómo elegir tu casco de escalada y alpinismo?

Dejamos para el final uno de los materiales más importantes, no por dejadez, sino por no considerar que haya que utilizar un casco con unas características diferentes a las necesarias en cualquier tipo de escalada.

Un casco que ajuste perfectamente, que no nos moleste en la visión al mirar hacia arriba y, a ser posible, ligero y transpirable para que no nos dé pereza utilizarlo es suficiente para recomendar su uso. No obstante, las nuevas tendencias de cascos de protección envolvente tipo top&side protection nos hace aconsejar este tipo de cascos dadas las características tan recomendables que tienen para evitar golpes en caídas pendulares, algo que siempre acecha en Ordesa.

Frontal

Lo normal es que empieces la aproximación de noche, salvo en circunstancias muy concretas como escalar en los escasos días en los que se pueden hacer vías rápidas y sin gente.

Todas las vías de Ordesa, cada una dentro de su grado, deberían de poder escalarse en el día. No obstante, las esperas a pie de vía pueden hacerse largas y los retrasos por embarques, cansancio u otros imponderables hacen que, al final del verano cuando acorta el día, podamos vernos sorprendidos por la noche en la bajada o, se han dado casos, perder el último autobús y tener que continuar a pie hasta Torla.

Dado que los caminos suelen estar muy bien marcados en las aproximaciones y, también aunque no tanto, en los retornos, no es necesario llevar un frontal demasiado potente. Un pequeño frontal de 100 lumens sería más que suficiente para casi todas las circunstancias.

En el caso de que preveamos terminar la escalada sin luz natural o, esperamos que no necesites hacerlo, tengas que pasar por el peligroso y mal trago de rapelar alguna vía de noche, sí que te va a ser útil un frontal de mayor flujo lumínico, pero entendemos que son circunstancias imprevisibles y, a priori, improbables.

Otro elementos imprescindibles

No cometas la irresponsabilidad de ir a escalar en Ordesa sin reseña. No vas a tener brillantes chapas que te indiquen por dónde seguir la ruta y, en bastantes ocasiones, los clavos que veas serán resultado de viejos embarques o variantes no aconsejables. Infórmate así mismo del camino de regreso a la pradera, aunque esta sea bastante evidente.

Lleva agua suficiente. Meter bidones flexibles (soft flasks) de medio litro en las zapatillas que vas a llevar colgando del arnés, es un truco bueno para tener siempre a mano el agua (puedes beber directamente del soft flask sin tener que abrir ningún tapón) y una vez vaciado ni pesa ni ocupa espacio.

Además del magnesio y su correspondiente bolsa de magnesio si los necesitaras, no olvides la crema para el sol. El calor y la radiación ultravioleta de la alta montaña te pueden hacer sufrir más que los aprietos en los que te pongan las dificultades de la vía.

No olvides tampoco, si no confías demasiado en tu grado o en tu estado de forma, algún estribo ligero o una "cinta tramposa" para superar mejor los pasos o chapar algún clavo desde más abajo.

Barrabes
Los estribos a veces son necesarios y otras veces son bienvenidos.

Esperamos que te haya resultado interesante este artículo, que hayas disfrutado de su lectura, que te haya motivado aún más para ir a escalar a Ordesa y que confíes en nosotros para equiparte.

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Tags:
Escalada Ordesa arneses Pies de gato Cuerdas friends Escalada Ordesa arneses Pies de gato Cuerdas friends

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.