Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
Barrabes Barcelona: se recomienda pedir cita previa. Atendemos en horario habitual en el resto de tiendas.

Blog de Montaña

Sacos de dormir: qué significan exactamente los rangos de temperatura de confort, mínima, límite extrema..

Trekking / Montañismo, Acampada / Vivac 0

Sacos de dormir, indispensables para nuestras aventuras. Foto: Korkuerika
Sacos de dormir, indispensables para nuestras aventuras. Foto: Korkuerika

Son muchos los factores que intervienen a la hora de comprar un saco de dormir, además de su capacidad calorífica, y todos son muy importantes: peso, materiales, volumen comprimido, talla, forma, para hombre-para mujer, combinación con sacos internos que multiplican su calor. La mayoría están interrelacionados entre sí, y son muy importantes.

De todos estos factores hablamos en este artículo que os recomendamos que leáis, Cómo elegir vuestro saco de dormir para montaña.

Pero hoy vamos a centrarnos en algo que, si bien es fundamental a la hora de la elección, la gran mayoría de personas desconocen: la capacidad calorífica. Y mas en concreto: ¿qué significan las etiquetas de rango de temperaturas?

Sí, esas que indican cosas como “temperatura de confort”, “temperatura límite de confort”, “temperatura extrema”, y demás.

Queremos explicarlo porque, frente a lo que suele suponerse, estos datos, si los sacos están homologados por la CE, y han pasado las pruebas en los laboratorios autorizados, no son arbitrarios.

Al contrario, como veréis, indican algo muy exacto que, una vez conocido, nos va a ayudar mucho en la elección y, además, nos va a permitir comparar entre sí sacos de diferentes pesos, materiales, volumen, etc, y, por ejemplo, elegir los mas ligeros de entre los que nos ofrezcan las mismas prestaciones.

Y nos parece, por lo mucho que se oye elucubrar, o que se puede leer en internet, que son muy pocas las personas que saben interpretar realmente estas etiquetas.

Vamos a explicarlo. Es muy probable que os sorprenda.

Etiqueta de Saco de dormir. Indica rango de temperaturas, Norma EN. Va en saco o funda
Etiqueta de Saco de dormir. Indica rango de temperaturas, Norma EN. Va en saco o funda

¿Cómo saber que un saco de dormir cumple la normativa europea?

Lo primero de todo, tenemos que saber que, efectivamente, el saco ha pasado las pruebas CE, según la norma EN 13537

En la etiqueta cosida o grabada al saco con el rango de temperaturas tiene que figurar la norma EN 13537, o el sello CE (el original, no una de las múltiples imitaciones).

Hay que tener especial cuidado con esto, porque no es una norma obligatoria. Hay marcas, especialmente de gama baja, que incorporan una etiqueta con temperatura de confort, límite y extrema, pero no han pasado las pruebas ni están estandarizados por la norma. Esto lleva a confusión, porque probablemente sus prestaciones sean inferiores a las mostradas. Incluso algunas de las mejores marcas emplean esta certificación en sus gamas altas, pero no en las mas bajas. Por eso, siempre hay que buscar la etiqueta.

¿Por qué no es obligatoria esta prueba?

Porque los sacos de dormir no son EPIs (Equipos de Protección Individual). Es una prueba que, como veréis, es muy estricta, pero solo la pasa quien voluntariamente decide garantizar la idoneidad de su material con una prueba oficial.

Este criterio europeo significa que todas las marcas que se adhieran a ella (y prácticamente todas las marcas de calidad están adheridas, al menos para sus sacos de mayor gama) tendrán el rango de temperaturas establecido por un laboratorio estándar independiente homologado, en unas complejas pruebas que luego explicaremos.

Así el usuario podrá comparar sacos de dormir de diferentes marcas y materiales entre sí, además de tener una información fidedigna y útil para elegir el que mas se adecúe a sus necesidades térmicas.

Quedan fuera de la norma los sacos para temperaturas extremas (por debajo de -25ºC) y para uso militar.

Y por último: es una norma europea, pero asumida también por los grandes fabricantes no europeos. En USA se ha creado la norma ASTM F1720, también de prueba de maniquí, pero de momento no es muy usada. La Universidad de Arkansas ha anunciado la próxima creación de una tabla comparativa de temperaturas entre ambas.

¿En qué consiste esta norma europea EN 13537?

Esta norma se creó en 2002 para unificar criterios sobre la catalogación de temperaturas en los sacos de dormir, y entró en vigor el 1 de enero de 2005. En 2016 fue desarrollada en la ISO EN 23537:2016, actualmente en vigor.

Tras las pruebas pertinentes realizadas en laboratorios homologados y estandarizados se crea una etiqueta para cada modelo, que estará impresa o cosida en la funda, en el saco, o en ambos, que indica:

  • Temperatura extrema
  • Temperatura límite de confort
  • Temperatura de confort
  • Temperatura máxima (opcional)

¿Cómo se realizan las pruebas?

Son realizadas por 3 laboratorios europeos, a los que se está sumando alguno estadounidense.

Como hemos comentado, todas las cuestiones técnicas referentes a la realización de la prueba, para que esté estandarizada, están recogidas en la norma ISO 23537.

Se efectúan sobre un maniquí electrónico con sensores de temperatura y calefactores, de forma que simula un cuerpo humano que emite calor y siente temperatura.

  • Se coloca el maniquí dentro del saco, sobre una esterilla aislante
  • Vestido con una primera capa térmica
  • Se calienta el maniquí a la temperatura del cuerpo
  • Se simulan en la sala condiciones externas de temperatura
  • Se toman mediciones durante varias horas, que simulan la perdida de calor durante el sueño, y las conductividades calor/frío entre interior y exterior.
  • Esto, a grandes rasgos, porque la prueba es muy compleja y detallada (como decimos, solo hay 3 laboratorios europeos homologados para realizarla) normalizando desde el tamaño del saco, sistemas de calor y sensores, tiempo, sala en donde se realiza, temperaturas externas, hasta la postura del maniquí (relajada, encogida, etc). Hay muchos otros factores, y todos pueden consultarse en la ISO 23537.

    ¿Y qué significan los rangos de temperatura obtenidos?

    Vamos a lo importante.

    Con los resultados obtenidos, se especifica el rango de temperatura de cada saco, que se indica posteriormente en la etiqueta, entendiendo que:

    • Temperatura máxima: Temperatura a la que un hombre estándar puede dormir sin sudoración excesiva. Se establece con la capucha y cremalleras abiertas, y con los brazos fuera del saco. En la mayoría de los casos, no suele venir indicada.
    • Temperatura de confort: Temperatura a la que una mujer estándar puede dormir confortablemente en una posición relajada.
    • Temperatura límite de confort: Temperatura a la que un hombre estándar puede dormir 8 horas en posición encogida.
    • Temperatura extrema: Temperatura mínima a la que una mujer estándar puede permanecer 6 horas sin riesgo de fallecimiento por hipotermia, aunque es posible que sufra congelaciones.

    Esta clasificación de temperatura asume que:

    • El usuario o usuaria emplea esterilla aislante
    • Tienda de campaña que le proteja de viento, humedad, etc.
    • Y capa de ropa interior térmica.

    ¿Qué considera la norma como hombre y mujer estándar?

    • Hombre estándar: 25 años de edad, altura de 1,73m, peso 73 kilogramos
    • Mujer estándar: 25 años de edad, altura 1.60m, peso 60 kilogramos.

    El motivo de la diferenciación es porque los estudios médicos indican que las mujeres son por término medio 5ºC más sensibles al frío. Por eso se fabrican sacos de dormir para mujer: además de adaptarse al cuerpo, llevan especial protección en zonas como los pies.

    Sobre esto, os recomendamos visitar el artículo citado al principio, Cómo elegir tu saco de dormir

    ¿Cómo interpretar estos datos?

    Una vez sabido lo que significan, cada quien tendrá que conocer su sensibilidad.

    Es evidente que no es lo mismo interpretar estos datos sin saber lo que significan que sabiendo a qué se refieren con exactitud. Pero cada quien tiene que conocer su cuerpo y sus respuestas, y esto lo da la experiencia. Son más bien hitos comparativos que nos guían en la elección.

    Por ejemplo: si eres un hombre con poca tendencia al frío, y sabes que la temperatura de confort indicada en la etiqueta se refiere a una mujer estándar, que además, por lo general, tiene mayor sensibilidad al frío que un hombre estándar, tienes una referencia que te indica que, si lo quieres emplear en la zona alta de temperatura de confort, es muy probable que sea demasiado caluroso, y que es también muy probable que puedas forzarlo en temperaturas inferiores a las indicadas con cierta comodidad. Con estos datos estándar, cada quien sabe si es mas o menos friolero que los demás, los entenderá según sea hombre o mujer, etc.

    También puedes compararlo con sacos anteriores que ya has tenido y que cumplían la homologación. Una vez que, por experiencia, ya sabes cual es tu desvío sobre la etiqueta, todo es mas fácil, porque las pruebas garantizan la comparación entre aquellos sacos que las lleven.

    Influyen otras cuestiones, como la costumbre de aguantar frío, el estado físico, y algunos factores comunes que alguien con experiencia en montaña conoce bien y que hay que tener en cuenta:

    • Las personas jóvenes producen más calor que las de mayor edad. La prueba está realizada en un caso óptimo de 25 años.
    • Las personas con mayor porcentaje de grasa están mejor protegidas frente al frío
    • En la montaña es común que nuestra alimentación e hidratación no sea regular y adecuada como en casa, lo que nos hace sentir más frío.
    • El agotamiento que podemos sufrir durante la jornada también nos hará sentir más frío. Es esa sensación de “mal cuerpo” que se siente al terminar la jornada y llegar al vivac, hasta que se se recupera el organismo.

    Como vemos, si conocemos lo que quiere decir la etiqueta, y conocemos la respuesta de nuestro organismo, es fácil por comparación deducir cómo nos vamos a sentir térmicamente con un saco de dormir concreto.

    Tienda web: www.barrabes.com
    Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

    Tags:
    saco de dormir Consejos barrabes

    Comentarios

    Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
    No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h. y S de 9h a 14h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2020 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.