Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Portada
«Técnica y Práctica
14 de Abril de 2004

Rápel en nieve

Por  - 
- Página 3 de 4 -

¿Hasta qué punto nos podremos fiar de un montaje de rápel confeccionado en nieve? ¿Es el manto nivoso suficientemente seguro como para montar una instalación? ¿Cuál es el sistema más recomendado para rapelar en nieves blandas? ¿Qué hacemos si el seguro no es fiable?

 
Foto 4 

- Estacas de nieve

Basicamente podemos hablar de dos tipos de estacas de nieve. Las anguladas y las diseñadas en forma de T (foto 4). Ambos tipos de estaca se emplean indistintamente en terrenos nevados, ofreciendo unas características de uso muy parecidas. Cualquiera de ellas se puede instalar tanto vertical como horizontalmente. Las estacas en V disponen de un extremo en punta y afilado muy propio para introducir en nieves duras a base de golpe de martillo o canto de piolet. En la parte superior disponen de un orificio a través del cual podemos pasar un mosquetón para asegurar o una cinta o cordino para rapelar. Es importante que la estaca se introduzca hasta el ojal con el fin de no disponer de angulos negativos. Por motivos de resistencia es preferible que el angulo abierto de la estaca esté orientado a la ladera mientras que el angulo cerrado lo orientemos a la pendiente (foto 4, izquierda). Las estacas en T no disponen de extremo en punta afilado pero también las introduciremos a base de martillo o canto del piolet. La estaca dispone de un sistema de ojales mediante los cuales podemos pasar el mosquetón o cordino de rapel. Siempre elegiremos el más cercano a la nieve. La parte ancha de la estaca estará orientada a la ladera mientras que la parte estrecha de ojales la orientaremos a la pendiente (foto 4, derecha). Ambas estacas las podemos instalar tambien horizontalmente. Para ello realizaremos un agujero de medio metro de profundidad en el cual depositaremos la estaca.

 
Foto 5 

En la mitad de ella ataremos una cinta o cordino mediante el empleo de un nudo de alondra. Tal cinta o cordino ha de ser largo con el fin de evitar brazos de palanca que pongan en peligro la seguridad del sistema. Realizaremos otro surco perpendicular a la estaca con el fin de sacar la cinta o cordino hacia la pendiente (foto 5). Una vez finalizado taparemos ambos surcos con nieve apelmazada y bien pisada. La dirección de tiro ha de ser siempre positiva con respecto a la estaca, de ahí la importancia de que el surco este hecho en condiciones (foto 6). Las estacas de nieve son materiales fáciles de abandonar. Pesan poco y se adaptan perfectamente a los laterales de la mochila. Las podemos emplear tanto para abandonar durante las maniobras de descenso como para realizar seguros intermedios en nieve. De igual manera son imprescindibles para el fijado de cuerdas fijas durante ascensiones alpinas y expediciones.

 
Foto 6 

- Piolets

El piolet nos puede servir de sistema de seguro o incluso de rapel. Esta claro que a la hora de rapelar nos costará bastante abandonar el piolet, ya que podría hacernos falta más tarde y porque, además, se trata de un material bastante caro. De ahí que no empleemos el piolet como elemento cotidiano de anclaje para rapel. Existen, no obstante, sistemas de recuperación de piolets una vez finalizado el descenso. Son sistemas un tanto complicados y que pueden presentar problemas. En posteriores artículos revisaremos tales sistemas de recuperación.

El piolet lo podemos emplear como anclaje tanto vertical como horizontalmente, de igual manera que vimos con las estacas de nieve. El sistema será practicamente el mismo. Si es vertical lo introduciremos hasta la cruz, en donde ataremos la cinta mediante la cual aseguraremos. En nieves blandas realizaremos un surco en forma de T de la misma manera que hicimos con las estacas. Introducimos el piolet en el surco con el pico hacia abajo para a continuación atarle la cinta hacia la mitad del mango. El siguiente paso será extender la cinta a través del surco manteniendo un brazo de palanca adecuado (foto 7). El último paso será el de simplemente tapar el piolet con nieve apelmazada.


Página 3 de 4  -  « Anterior | 1 | 2 |  3 |  4 | Siguiente »

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497 (Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.