Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
aceptar
«Marcas

Atomic

Atomic: el factor humano


En 1955, Alois Rohrmoser y su familia comenzaron a construir de forma artesanal sus tablas de esquí de madera laminada en sus locales de Wagrain, en la ciudad austriaca de Salzburgo. Ese año fabricaron 40 pares de tablas; tan solo dos años después, en 1957, la producción ya alcanzaba los 2.000 pares anuales, y registraron el nombre de Atomic para su marca.

El final de la década de los 50 y la primera mitad de la de los 60 sirvieron de consolidación para los Rohrmoser. La noticia sobre la alta calidad de sus esquís corrió como la pólvora entre los exigentes esquiadores austriacos y del arco alpino, y la fabricación comenzó a crecer de forma exponencial, pero siempre siguiendo el ritmo que permitía a la marca no perder ni un ápice de calidad en el producto final: 5.000 pares a primeros de los 60, 17.000 en el año 1967, 36.000 en 1968 y 72.000 en 1969. Atomic alcanzaba su mayoría de edad, y daba el salto al profesionalismo entrando por la puerta grande: en 1968, primer año de presencia en Copa del Mundo, Olga Pall consiguió con tablas Atomic la medalla de oro olímpica en Grenoble. Comenzaba la leyenda.

Esta leyenda, la de los esquís de Atomic, considerados por muchos como unos de los mejores del planeta, tiene su base en dos factores esenciales: la pasión por el esquí que llevó a la familia Rohrmoser a crear sus primeras tablas, y que sigue siendo una constante común hoy en día entre todos sus trabajadores y su equipo; y el cuidado artesanal en la fabricación, un proceso en el que el factor humano y el control de calidad siguen siendo fundamentales en la factoría austriaca de Altenmark.

Con respecto a la pasión, todos los empleados de Atomic respiran esquí, y son esquiadores, y su equipo está lleno de campeones del mundo de distintas modalidades. Es difícil pensar en encontrar mejores testadores y desarrolladores que los que se encuentran en Atomic. Por ejemplo: uno de los principales deportistas de Atomic en esquí de travesía es Kilian Jornet, quien evoluciona las tablas de esta marca temporada tras temporada.

Y con respecto al cuidado artesanal en la fabricación y ensamblaje de sus tablas, recomendamos ver este video, en el que puede observarse perfectamente la perfecta mezcla entre tecnología punta y maestría humana empleada en cada par de esquís Atomic que salen de su fábrica.



Tras verlo, se entienden mejor las palabras de Atomic: “Una tabla de Atomic tiene hasta 300 componentes individuales: algunos son materiales, hechos de madera, carbono, magnesio y titanio. Pero otros están hechos de materiales menos tangibles, y son los que hacen especiales cada producto de Atomic, sean tablas, botas, fijaciones, bastones o cascos...Son nuestros trabajadores y su pasión.”

Únete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades, ofertas y promociones

Suscribirme

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h)
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
  • Pagos online segurosPagos online seguros
Partner
www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo
© 1995-2019 Barrabes Esquí Montaña S.L.U.